lunes, 27 de agosto de 2007

Por favor, que alguien me lo explique

27-08-07

Querido Diario:

No sé, de verdad para qué ostias les pagan. Es que no me lo explico.

Supongo que ya te habrás dado cuenta, Querido Diario, que hablo de los funcionarios.

Hasta ahora era algo que más o menos se intuía, que los funcionarios y funcionarias estaban en la administración única y exclusivamente para dar de comer a los comerciales de máquinas de café. Es que aparte de eso no saben hacer nada más. Yo no sé si es que tengo mala suerte y me tocan todos a mí o es que realmente no sirven para nada. Durante el tiempo que estuve trabajando el en CAU me di cuenta de que la mayor parte de los trabajadores de la administración no sabían hacer su trabajo.

Otra parte, además de no saber, se las ingenia para que se lo hagan (sabes que hablo de los profesores, por ejemplo) y otros muchos ni si quieran se preocupan de esconder su ignorancia y te lo restriegan por delante haciendo gala de una tremenda cara-dura.

Esta mañana he tenido un pálpito. Una de esas sensaciones, ya sabes que se tienen a veces y que te dicen que algo no anda bien…

Resulta que en 27 de marzo hice una solicitud para incluir a mi novia en mi expediente de Etxebide. Eso podía traerme una serie de ventajas a mí, como por ejemplo, tener más posibilidades en los sorteos, y también a ella, pues al no estar dada de alta todavía, entraría automáticamente con mi antigüedad.

Para ello hice un escrito, tal y como se me pedía en la carta que recibí de la administración, solicitando la inclusión de mi novia en el expediente, y especificando que ella vive en Nanclares, para que nos incluyeran también en los sorteos de ese municipio, tal y como ponía en las instrucciones que me mandaron.

Pues bien, hice el escrito, y a la hora de entregarlo me dicen que en la carta no especifico clarísimamente que quiero entrar en los sorteos de Iruña de Oka. Vale, lo entiendo, ellos tienen que tenerlo muy clarito, para que no haya errores y puedan justificarse. Porque de eso se trata, de justificar su trabajo, y que cuando algo sale mal no es por culpa de su incompetencia, sino de que falta una coma en la solicitud… bueeeeno, aceptamos barco.

Así que escribí de nuevo una línea más, en una plantilla que me dieron en la oficina de Samaniego, donde especifiqué, claramente, que quería entrar en los sorteos de Nanclares, y lo entregué junto con lo demás….

Y es aquí donde entra en juego mi sexto sentido. La paranoia.

Llevaba unos días mirando en la página del ayuntamiento y en la propia de Etxebide mi expediente, por los sorteos que se van a hacer en vitoria en días próximos, y extrañamente, no aparecía mención alguna a Iruña de oka…

Escamado, me he dirigido a las oficinas de Samaniego para comprobar que entro en los sorteos de septiembre de Nanclares, y cuál es mi ¿sorpresa? que no aparece en ningún lado. Vaya, como odio tener razón siempre…

Vale, del mostrador para gente del pueblo me mandan a la zona vip, a las mesas de las funcionarias que se dedican a introducir los datos. Esas que me llamaban al CAU todos los lunes y jueves diciendo que el ordenador se ha muerto, o que un virus a borrado las letras del teclado o cualquier otra chorrada por el estilo. Miedo.

Le comento la historia con toda la paciencia que soy capaz de reunir, ya que era la cuarta vez que la repetía esta mañana, y ella busca mi expediente. En papel, buena señal, ahí no puede entrar ningún informático desquiciado del 440 para borrar datos.

Me busca, como digo el expediente, y tras echar un ligero vistazo, me lee, muy resabidilla ella, y muy despacio, como echándomelo en cara, la carta que escribí en marzo. La carta donde no explico con extrema claridad mi intención de entrar en los sorteos. Bueno, ya empezamos.

Le explico que su compañero me hizo un papel aparte para darme de alta y ella me contesta un rotundo…

-Noooo, eso es I-M-P-O-S-I-B-L-E, nosotros NUNCA hacemos eso, estoooo-dice, mientras pasa la página- ah pues sí, aquí está. ANDAAAAAAA

Y me muestra una hoja perfectamente rellenada, firmada y, gracias a dios, con el sello de entrada de EJ-GV donde especifico que quiero añadir Nanclares a mis preferencias.

Bien, pienso, mientras me dice que ha habido un pequeño error burocrático – ¿te suena? – y que ahora mismo me lo pone. Y al intentarlo veo la famosa cara de póker que me imaginaba cuando hablaba con ellos por teléfono…

-Es que mi compañero tiene abierto el programa… y no puedo modificarlo…Terror

- Vale, no te preocupes, le digo, yo bajo ahora, le digo que te lo cierre y me lo cambias ok?.

Y en eso hemos quedado. Yo, que soy una persona afable y bondadosa, amén de confiada, creo que está todo arreglado, pero la sombra de la sospecha se asoma por mi mente como una losa.

¿Tú crees que tengo algo que temer, Querido Diario?

3 comentarios:

Moran dijo...

Yo no me fiaría un pelo. Te han demostrado más de dos veces de lo q son capaces (y especialmente de lo que no son capaces).

Por si acaso, a pesar de que puedan llamarme pesado con toda la razón del mundo, les llamaría después para comprobar que realmente apareces tal y como quieres aparecer.

Suerte Pedriño!!

Marisa dijo...

Te puedo dar el nombre y apellidos de una de las "ineptas" (también el nombre de algún inepto muy conocido vuestro pero eso mejor me lo callo) que esta en bolsa de EU cobrando una pasta que ni tu, ni Moran, ni otros compañeros os imagináis y que además os mereceríais más que ella con toda seguridad pero vosotros/as os coméis el marrón, otros/as la pasta y los méritos.

Eso solo demuestra que "a cualquier tonto/a se le aparece la virgen" y que mucha gente entra "a dedo" con unos enchufes escandalosos y vergonzosos, te podría contar un par de cosas a este respecto....

Siempre te queda la opción de acostarte con alguien o algo similar... ya sabes alguno/a no lo dudaría...

No obstante, tu no debes desmoralizarte por ello también hay gente estupenda que se merece lo que tiene y tu puedes tener suerte, se positivo.

Yo no creo que entre en el juego de etxebide me parece que están especulando con un derecho legitimo de todo ser humano y sacándonos los cuartos, prefiero ir por libre...no me fío de las instituciones las prefiero lo más lejos posible de mi vida. Si puedo evitarlas, las evito siempre (aunque sea bastante difícil hacerlo porque nos tienen bastante controladitos a todos/as)

arekusu dijo...

zapatillas John Smith!!
Acuerdate de lo que te he ido diciendo....Ajebask