miércoles, 16 de mayo de 2007

Desde la mas tierna infancia

17-05-07

Querido diario:

Oye, que yo también veo la tele. Y hoy mirando camera café, he oído una frase que me ha llamado la atención. Hablaban Mari mar y Mónica sobre un vestido que se quería poner la primera, un vestido muy escotado y provocativo, y Mónica le decía que no era su estilo, a lo que Mari mar contesta que es para una fiesta de antiguas alumnas, Y Mónica, muy sabia ella, contesta preguntándose sobre cómo serán las nuevas.

Pues malas, como van a ser, muy malas y no sólo me refiero a la forma de vestir sería hipócrita si dijera que no me gusta. La juventud de hoy en día está perdida en cuanto a valores se refiere, y cada vez se oyen más noticias sobre bullyng, malos tratos y faltas de respeto varias pertrechadas por menores. Un ejemplo es el ya famoso tema del pagafantas, donde toda una comunidad de adolescentes se ríe de un pobre muchacho que no se aprovecha de una amiga, y otro caso, menos conocido pero mucho más cruel es el de Super Taldo, un pobre muchacho con síndrome de Tourette.

Pero no hace falta irse tan lejos, yo he sido monitor de tiempo libre muchos años y me aterra poder certificar que he visto como, cada generación, el tema se ha intensificado. Porque no nos engañemos, todos, toda la vida, nos hemos reído de los compañeros más débiles, más lentos, de los eunucos, y nunca ha pasado nada, bueno, alguno se ha ganado algún ojo hinchado alguna vez, pero nada más, sin embargo el nivel de crueldad que hay ahora no lo he visto nunca.

Y lo más importante es que ya no se puede parar. Ni los padres, ni los profesores, ni incluso la policía tienen ya autoridad para detenerlo. Yo no soy tan viejo, pero de niño jamás se me hubiera ocurrido reírme de una persona mayor, ni de un adulto joven siquiera por la forma en la que vistiera, vamos, cualquiera te partía la cara, y si encima, tu padre se enteraba, te la volvía a partir. Ahora no, ahora pueden ir por la calle pegando patadas a las papeleras, o quemándolas, o tirando las botellas de la litrona al suelo haciéndolas estallar a tu lado que no pasa nada, y si encima les llamas la atención prepárate, porque, en el mejor de los casos, te pegan una paliza, y en el peor, te la pegan y luego te denuncian. Y luego te pegan los padres.

Yo no estoy en contra de las leyes de protección del menor, pero es que tengo la sensación que equiparan al niño de 8 años que trabaja esclavizado cosiendo zapatos, o buscando comida en la basura con el chaval occidental de 17 años, que lo tiene todo, y que como se aburre, se dedica a quemar indigentes en los cajeros.

Y al que se atreva a contradecirme ¡LE PISO LA CABEZA!

7 comentarios:

Marisa dijo...

El problema principal por la información que tengo hablando con gente que se dedica al mundo de la enseñanza y por experiencias propias, creo que radica en la mayor parte de los casos en el seno de la familia (no siempre).

Quizás algunos padres deberían ser "educados para educar". Hay mucha gente que esta creando "pequeños monstruos", bien sea por exceso de mimos o por "pasar de ellos literalmente" y no estar preparados para enseñarles a decidir....

La base de una buena educación no es prohibir, sino enseñar a decidir a la persona por si misma y a responsabilizarse de sus actos.
Este concepto parece olvidado por multitud de padres que no entienden ni comprenden la idea de "educación infantil".

No son conscientes de que sus propios problemas de convivencia o conducta son absorbidos por sus hijos. Discriminación, mal lenguaje, hábitos insanos...

También debemos añadir la problemática social existente en estos momentos (valoración excesiva del mundo de la estética, insultos y criticas como diversión, el materialismo como filosofía de vida...).

No estamos educando personas conscientes de su humanidad con principios y valores que les aporten personalidad y sentido común.

¿Qué podemos esperar? ¿Nos horrorizamos? ¿Por que? El acoso escolar lleva cometiéndose hace muchísimos años y siempre se ha "medio consentido", ahora el problema se agrava ¿creíamos acaso que iba a mejorar? Yo personalmente, no.

Cuando existe un problema hay que afrontarlo y resolverlo de la mejor manera posible, no hacerse el sordo o el ciego y creer que el problema no existe o se soluciona solo. Hay que cogerlo desde su raíz.

Al final si transmites odio acabas recogiendo odio, si transmites violencia recoges violencia y si transmites cariño recoges cariño.

Recolectas lo que siembras.

hambru dijo...

De acuerdo en casi todo menos en esto: "un pobre muchacho que no se aprovecha de una amiga". Si fuera al revés, si un chico estando borracho le dice a una amiga que se acueste con él y ella lo hace, ¿se estaría aprovechando de él? ¿La relación sexual no supone una mutua satisfacción?

Un saludo Eunuco

Marisa dijo...

Por supuesto que se esta aprovechando de él, si esa persona no esta en su "sano juicio" para decidir si tener o no relaciones sexuales y la otra persona si (me da igual que sea hombre o mujer) esta siendo un/a oportunista y aprovechando la situación.

¡Dejémonos de rollos sexistas! ¡Por Dios, a estas alturas! ¡Estamos en el siglo 21! ¡Evolucionemos! Al fin y al cabo ¿no somos todos personas y tenemos sentimientos?

El sexo tiene que ser natural y libre, no despertarte a la mañana siguiente con alguien a quien ni mirarías a la cara en condiciones normales o con quien no te hubieras acostado por la razón que fuere.

Seamos realistas, el alcohol y las drogas no ayudan mucho con las compañías de cama... y se pueden cometer un montón de estupideces... de las cuales puedes arrepentirte bastante ¿no es verdad?.

Yo nunca me aprovecharía de un amigo, me gusta respetar los deseos ajenos y si algo tiene que suceder que sea porque ambos queremos... no porque uno de los dos se pasa de listo… y no es tan amigo como parece..

Luzu dijo...

Ese "eunuco".
Gracias a aitorysustxorradas he conocido tu blog, y he de decir ke me mola leer lo ke eskribes.
Puedo estar o no de acuerdo en lo ke dices (ya te kritikare kuando tenga mas tiempo) pero te felicito.

Firmado: Un ex-kompañero (por suerte) de kurro

Cecilia Cau dijo...

Hola...yo solo queria comentar lo majo que es un chico que trabaja en el CAU de Lakua y que se llama Alex.

Eres el mejor

Luzu dijo...

Cuanto te han pagado por decir eso???

Patxo dijo...

El problema, está claro que se inicia en casa y es culpa de los nuevos padres que fueron niños en los 70/80. Estos son los que crecieron pegándose con las esquinas de los columbios y megainformados con charlas y documentales sobre los derechos de los niños. Que cuando le contaban a sus padres que el profesor les tenía manía, los padres le daban una colleja y le contestaban lo de algo habrás hecho para que te tenga manía.
Ahora se han transformado en padres megaprotectores para los que su niño es el más mejor del mundo y a ver quien es el profesorucho ese que le ha cogido manía a mi niño.
Si no hay respeto hacia los educadores una vez pasada la etapa de "mi papá es el mejor, de mayor quiero ser como él" se le pierde el respeto a los padres y vienen los lamentos.
Por cierto, aprovecho para saludar a mi hermana que me estará leyendo! :-P